Solución a la apnea obstructiva del sueño

Causas y tratamiento para la apnea obstructiva del sueño

El síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es una condición en la que la respiración se detiene involuntariamente durante breves períodos de tiempo durante el sueño. El ronquido puede ser un signo característico de la apnea obstructiva del sueño,  el cual se presenta debido a la circulación del flujo de aire que se comprime a través del espacio estrecho de las vías respiratorias. 

La apnea del sueño no tratada puede causar problemas de salud graves como:

  • Hipertensión
  • Cardiopatía
  • Aneurisma
  • Diabetes

El diagnóstico y el tratamiento adecuados son esenciales para prevenir complicaciones.

Solución a la apnea obstructiva del sueño

Los síntomas de la Apnea del Sueño

La apnea del sueño provoca episodios de disminución del suministro de oxígeno al cerebro y otras partes del cuerpo. La calidad del sueño es deficiente, lo que provoca somnolencia diurna y falta de claridad en la mañana. Las personas con apnea del sueño también pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza que son difíciles de tratar.
  • Sentirse enojado o fatigado. 
  • Distraído o desconcentrado en actividades diarias.
  • Somnolencia.
  • Hiperactividad en niños.
  • Bajo rendimiento escolar y laboral.

La somnolencia diurna pone a las personas con apnea del sueño en riesgo de accidentes automovilísticos y accidentes industriales. El tratamiento puede ayudar a aliviar por completo la somnolencia diurna causada por la apnea del sueño.

Tipos de Apnea del Sueño

Los tres tipos de apnea del sueño son:

  • Apnea obstructiva del sueño: este es el tipo más común de apnea del sueño, en el cual la vía aérea se ha estrechado o bloqueado.
  • Apnea central del sueño: no hay bloqueo de las vías respiratorias, pero el cerebro no indica a los músculos respiratorios que respiren.
  • Apnea del sueño mixta: esta es una combinación de apnea obstructiva y central del sueño.

¿Quién está en riesgo de Apnea Obstructiva del Sueño?

El riesgo de SAOS aumenta si tiene condiciones o características que estrechan la vía aérea superior. 

Los factores de riesgo incluyen:

  • Niños con amígdalas grandes y adenoides.
  • Retrognatia, que es cuando la mandíbula es más corta que el resto de la cara.
  • Mentón retraído o con nula proyección anterior en el perfil facial.
  • Hombre y mujeres con cuello corto o estrecho.
  • Lengua grande, que puede bloquear las vías respiratorias.
  • Un paladar estrecho. 
  • Problemas en la estructura interna de la nariz (tabique desviado, obstrucción de fosas nasales por cornetes hipertróficos).
  • Obesidad.

¿Cómo se diagnostica la Apnea Obstructiva del Sueño?

El diagnóstico de apnea del sueño comienza con una historia clínica completa y un examen físico. Una historia de somnolencia y ronquidos durante el día son pistas importantes. Tu cirujano maxilofacial examinará tu cabeza y cuello para identificar cualquier factor físico asociado con la apnea del sueño. Tu cirujano maxilofacial puede pedirte que complete un cuestionario sobre somnolencia diurna, hábitos de sueño y calidad del sueño. Las pruebas que se pueden realizar incluyen:

  • Polisomnografía
  • Pulsioximetría
  • Gasometría arterial
  • Tomografía para análisis de vías aéreas

Tratamiento para la Apnea Obstructiva del Sueño

El objetivo del tratamiento de la apnea del sueño es asegurarse de que el flujo de aire no esté obstruido durante el sueño. Los métodos de tratamiento incluyen:

  • Pérdida de peso
  • Cirugía ortognática para reposición ósea.
  • Presión positiva continua en la vía aérea (CPAP)

¿Cuál es la perspectiva para la Apnea Obstructiva del Sueño?

Siempre debes hablar con tu cirujano maxilofacial si experimentas somnolencia durante el día o tienes problemas para dormir de manera constante. El SAOS tiene muchas opciones de tratamiento diferentes que pueden hacer que los síntomas sean manejables. Tu cirujano maxilofacial creará un plan de tratamiento que combine cambios en el estilo de vida y otras terapias.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email